BUSCANDO EL SIGNIFICADO DE MUSHIN

dojo de artes marciales

Durante la practica de kyudo es muy probable que hayas escuchado sobre un concepto el cual debe convertirse en la meta de nuestro entrenamiento. Este concepto se llama Mushin.Literalmente la traducción de esta palabra japonesa significa “mente vacía”, pero no te confundas, porque esto no quiere decir que estemos vacíos como sinónimo de falta de inteligencia. No se te pide que tengas una cabeza hueca, sino que logres el control de tu mente.

Como me dijo un amigo, es obligatorio para el practicante de kyudo comprender acerca de la cultura japonesa y las artes marciales. El Kyudo se relaciona estrechamente con el zen, y esta palabra “mushin” esta relacionada a ello. Para ayudarte a entender mejor el concepto de Mushin me atrevo a citar la palabras de Kenneth Kushner, en su libro “One Arrow, One Life”, libro que trata sobre el zen, la arquería y la iluminación:

“Al hacer énfasis en el apropiado estado mental en Kyudo, se utiliza en japonés el termino “Issha Zetsumei”, En mi opinión, este captura la esencia del espíritu del kyudo. “Issha” se traduce como un disparo. “Zetsumei” se traduce como “respirar un ultimo respiro”. Hablando sobre “Issha Zetsumei”, Mr. Morisawa escribió, “Cada flecha es la última y decisiva, así como cada momento es el último”. El tiempo no puede ser recapturado. Cuando un momento se va, este no puede repetirse. En Zen, esto se reconoce como no hay segundas oportunidades en la vida;  esfuérzate para prestar atención total en cada instante, en cada actividad sin importar lo trivial que sea. Debe depositarse a si mismo completamente en todas nuestras actividades. Cada actividad debería ser realizada como si esa actividad fuera la única actividad en la tierra. En kyudo esto significa concentrarse en cada flecha, como si esa flecha, fuese la única flecha que el kyudoka podrá disparar.”

Con esto tendrás una idea de a que se refiere Mushin, mas sin embargo podrás estar dándole vueltas a la traducción literal de la “mente vacia”. Regresando al párrafo anterior de Kenneth Kushner observaras que se refiere aspectos como la atención y el esfuerzo en la actividad diaria.  Vivir cada día a la vez, como si fuera el ultimo, nos aleja de realizar trabajos a medias y vivir mirando la vida pasar. Nos permite ser dueños y actores de nuestra propia vida, dejando a un lado los pensamientos engañosos que vienen y van, los pensamientos sobre el pasado y el futuro los cuales solo sirven para hacer bulla dentro de nuestra mente. Es a esto a lo que se refería el termino de “mente vacia”. Una mente que esta limpia de pensamientos innecesarios, lista y siempre atenta al presente.

En la practica del Kyudo, la respiración es esencial. Contribuye a la concentración en la actividad, además de proporcionarnos la armonía interior. Es por medio de este vacío que se logra la unidad mente-cuerpo-espíritu.
El kyudoka, atraviesa por una etapa inicial donde requiere adiestrase en la técnica, repitiendo con constancia cada uno de los pasos. Luego de esto, el practicante es capaz de pasar a una segunda etapa, en la cual el cuerpo ya ha aprendido los movimientos y la mente gradualmente se libera del pensamiento constante.  Por tanto, la primera etapa es crucial, para desarrollar la forma correcta. En tus practicas, pídele a tu compañero que te observe y procura entrenar en grupo.